sábado, 19 de julio de 2014

Ronda 14

Ronda 14
C/Alfonso VII (Calleja de los Cuernos) 20, Avilés
985-56-94-09
http://www.ronda14.com/

Muchas ganas tenía yo de probar este lugar. A veces en Asturias se abren restaurantes diferentes de gastronomías distintas allende Pajares, pero muchas veces pasan con mas pena que gloria y lo que ofrecen es decepcionante. Este no es uno de ellos.
Abrir un local de fusión de cocina japonesa-peruana con influencias asturianas en Avilés suena cuando menos arriesgado, hay cocinas internacionales mas populares: china, mexicana, italiana, .... pero el fusionar esas dos tiene su aquel. Al parecer Perú es un país con una influencia japonesa fuerte y eso tiene su reflejo en su gastronomía y en Lima no es extraño encontrar abundantes y buenos locales de sushi, sin mirar mas lejos uno de los platos nacionales de Perú, el ceviche, no deja de ser un pescado crudo marinado.
Para que un local de estas características funciones hay que hacerlo no bien sino muy bien. Cuidar la cocina (como no), el local, la decoración, la atención, ..... Aquí lo han cuidado todo no han dejado nada al azar ni a la improvisación y de todos esos factores que señalo todos salen con muy buena notra.
El local tiene una parte de barra con pizarras con vinos por copas. En esa parte de barras hay mesas altas donde también es posible cenar. El local fuera tiene una especie de porche con un par de toneles y taburetes, no tiene terraza pero tiene esa opción fuera. Cuando llegamos en las mesas altas había gente tomando algo, cuando nos fuimos en esas mesas estaban cenando.

Vamos al lio, la carta se compone de una parte de "picoteo" donde están los platos peruanos mas típicos como el ceviche, platos con influencia oriental como las gyozas (o como es escriba), o algunos platos mas clásicos. La presentación es como se puede ver cuidada al máximo, todo ello acompañado de una amplia explicación por el fenomenal personal que atiende la sala. Destaco el servicio por su atención, buenos consejos culinarios y porque no tienen esa rigidez de otros lugares de este estilo. Un 10 para ellos.
Primeramente pedimos 3 platos; el ceviche, de corvina perfectamente ejecutado con ese sabor cítrico y amargo que le caracteriza y como novedad se acompaña de 4 cucharitas con boniato que según nos explican es para hacer una pausa dulce en el plato; 2 variedades diferentes de sushi, no soy muy amante del sushi así que me abstendré de opinar; y una especie de patata empanada de cuyo nombre no me acuerdo que era una de sus especialidades peruanas. Añadimos una vez terminadas unas gyozas de langostinos y verduras, exquisitas.
Nos decantamos por platos típicamente peruanos o japoneses pero ya dije al principio que había influencias asturianas y de ese modo en la carta podemos encontrar dim sum de gochu asturcelta o patatas rellenas con aji amarillo.


El postre culminó la cena. Aquí encima lo veis en la foto, es pasta de coco (es un coco simulado, ¡lo de afuera es cacao!) con helado de menta y maracuyá. Superior, diferente, refrescante y perfecto.
Las raciones son escasas y perfectas para probar varias opciones. El precio muy ajustado para el tipo de comida y servicio que es. Un restaurante de estas características en Madrid o Barcelona no te levantarías de la mesa sin dejar 40-50€ por persona.

3 comentarios:

  1. Uno de los grandes olvidados cuando se mencionan restaurantes de nivel en Asturias.

    ResponderEliminar